¿Cómo ayudar en un accidente?

Muchas personas mueren o quedan inválidas de por vida no como consecuencia de un accidente propiamente tal, sino por haber sido sacadas en forma inadecuada del vehículo.
Aprenda cómo ayudar en un accidente sin causar mayores daños a los heridos.

Si Ud. presencia un accidente, haga lo siguiente:
Adopte precauciones para no producir un nuevo accidente.
Si va en vehículo, estaciónelo en lugar seguro, con las señales de emergencia activadas, y a una distancia adecuada que no entorpezca el tránsito (recuerde que al lugar deberán concurrir vehículos de Bomberos, Carabineros y Salud).
Antes de acercarse, mire si hay riesgos adicionales: cables eléctricos cortados, derrames de combustible u otros materiales, etc.

Avise a BOMBEROS. En muchas partes del país, podrá usar el número.

Indique el lugar del accidente, qué tipo de vehículos están implicados (automóviles, camiones, buses, etc.), una estimación de la cantidad de heridos y otros datos que puedan ayudar a una respuesta más eficaz (derrames de combustibles u otros materiales, problemas eléctricos, incendio de los vehículos, etc.).
Bomberos avisará de inmediato, por sus medios internos de comunicación, a Salud y a Carabineros.
¡Verifique que este aviso realmente se de!
Muchas veces todos gritan "¡avisen a Bomberos!", pero en realidad nadie lo hace.
No mueva los heridos. En todos los accidentes, incluso a velocidades relativamente bajas, se pueden producir daños en las vértebras del cuello. Al moverlo, se le puede seccionar la médula espinal, lo que produce la muerte o la invalidez permanente. No se guíe por la impresión externa o por las declaraciones del propio accidentado. Ni siquiera un médico especialista podría determinar en el lugar si hay o no hay lesiones en la columna vertebral. Por eso, para retirar al herido del vehículo e inmovilizarlo se requieren técnicas y equipos especializados.
Permita el trabajo de los equipos de rescate. Ellos se han preparado para actuar con profesionalismo, coordinación y eficacia. No invada sus áreas de trabajo. No trate de ayudar si no se lo piden, porque ello puede ser peligroso incluso para usted. Una tarea aparentemente tan simple como trasladar una camilla requiere de técnicas adecuadas, que los rescatistas han practicado intensamente, y que puede dañar al herido si se hace mal.
En la actualidad, Salud puede, en algunos lugares del país, entregar atención medica intensiva en el lugar del accidente. Esto permite estabilizar la condición del accidentado antes de efectuar el traslado, lo que aumentará sus posibilidades de recuperación. Por eso, si la ambulancia especializada no parte de inmediato al Hospital, no los apure. Ellos saben lo que están haciendo.
A todos nos puede ocurrir...

Por eso, adopte las precauciones que aumentarán sus posibilidades de que el accidente no sea demasiado grave: En especial, queremos recordarle dos aspectos:

Use el cinturón de seguridad, debidamente ajustado, aunque vaya a poca velocidad. Recuerde que un choque a 40 kilómetros por hora equivale a caer de un tercer piso. Infórmese como usarlos en el caso de niños o embarazadas. Los bebés deben ir en cunas apropiadas, y jamás en brazos de sus padres.
Un asiento sin "cabezal" (apoyacabezas) es un peligro mortal. Si su vehículo es chocado por detrás, sus vértebras cervicales no soportarán el brusco esfuerzo.